29 abr. 2010

Génesis

En un principio
revolvía el mar la vida
antes del hombre
el sol había besado
el vientre oscuro
de las aguas palpitantes
y antes del beso
pulsaba la muerte el agua.

Antes del tiempo
la sangre del mar espesa
se volvió tierra
cuerpo de soles heridos
cuerpo cantante
cuerpo de sombras heridas
cuerpo con aire
y con un alma latente.

¿Cuál es el misterio más embozado:
el mar, la tierra o el sol o los alientos?
¿cómo se afincó
esta primera nostalgia en los sueños?
¿y antes del primer antes
sólo hay nada?

Los soles y los vientos rompieron el mar
sangraron, desgajaron la tierra
que fue una hija violada
que abortó a la luna
y parió a los hombres
cuyo padre es una incógnita doliente

quizá es el mar
que expele a sus vástagos indignos
tal vez el sol
que castiga con ardeduras
acaso el viento
que es mitad furia y es mitad nada…

Un día a nadie dolerá
la herida del génesis
que hoy es una cueva de sordera
un muladar de miedo y de vilezas
donde se origina la escritura.

1 comentario:

Anónimo dijo...

me gusta esta poesía saludos