31 jul. 2009

Sodoma

ARCÁNGEL GABRIEL: ¿Consideras que Yahvé se excedió al destruir Sodoma y Gomorra?

LOT: Yo no me siento quién para juzgar, el Señor fue muy misericordioso conmigo al permitir que me salvara.

GABRIEL: ¿No te dolió que castigara a tu mujer sólo por mirar hacia atrás?

LOT: Yo no soy quién para recriminar la voluntad de nuestro creador.

GABRIEL: No te pido que juzgues, sino que respondas, ¿no te dolió?

LOT: Me dolió, pero no tenía tiempo para lamentarme, estaba huyendo, sólo pensaba en escapar y librarme de la muerte.

GABRIEL: ¿Y por todos los moradores de Sodoma y Gomorra jamás tuviste piedad, no te sentiste mal de enterarte de tantas muertes?

LOT: Era gente muy perversa.

GABRIEL: ¿A qué te refieres con perversa?

LOT: Cometían perversidades, no respetaban los mandamientos de Moisés, de Yahvé.

GABRIEL: ¿Tú sí los respetabas?

LOT: Claro, era muy devoto de los holocaustos.

CICERÓN: Protesto, no se ve a qué punto quiere llegar Gabriel con este interrogatorio.

MAAT: Concluya, por favor, señor arcángel.

GABRIEL: Dos preguntas más: Lot fornicó más de una noche con sus hijas, ¿no era esa una perversidad mayor que la de mirar hacia la ciudad destruida, como lo hizo su esposa, quien sí fue convertida en estatua de sal? ¿Y no al demostrar las perversidades de Lot demostramos el capricho, la arbitrariedad y la suma injusticia cometida por Yahvé en la destrucción de Sodoma? El genocidio de por sí injustificable, ¿no asoma con esto una faz aún más terrible?

CICERÓN: ¡Protesto, fueron más de dos preguntas!

LOT: ¿Cuál perversidad? Además no eran mis hijas, sólo que las quería como hijas, y por eso les decía hijas, pero eran en realidad un par de muchachas que vivían conmigo, a las que yo les brindaba protección y ellas a cambio ayudaban con los gastos de la casa y en ocasiones tomábamos alguna copa.

GABRIEL: ¿Y ellas de dónde sacaban dinero?

LOT: Se los daba los hombres del pueblo, por supuesto, ellas hacían visitas a algunos que las querían conocer.

GABRIEL: ¿Conocer? ¿Eso es fornicar con ellas?

LOT: Prefiero decir conocer.

GABRIEL: ¿Eran menores de edad?

LOT: No, ya eran mayorcitas, tendrían 16 o 17 años.

CICERÓN: Las intimidades del señor Lot no nos incumben.

GABRIEL. He terminado. Pero he demostrado que la moral de Lot es lamentable y que la destrucción de Sodoma, por tanto, fue caprichosa y más que injustificable.

LOT: ¿Por qué moral lamentable? Se podría decir que eran mis esclavas, ¿acaso no me podía acostar con mis esclavas cuando yo quisiera? Perverso mi tío Abraham que anduvo prostituyendo a su esposa Sara por todos los rincones de Egipto para hacerse rico. Y ni siquiera eso estuvo mal, la prueba está en que Yahvé nos bendijo a ambos.

CICERÓN: ¡Ya cállate, Lot! hazme el chingado favor.

YAHVÉ: Yo declararé lo que sucedió en Sodoma.

TELÓN: ¿No quieren un receso de diez minutos para echarnos un cigarrito? Bueno, si no quieren no.

CICERÓN: Sabemos que su pensamientos son inescrutables, no es necesario que declare, (susurrando) todo lo que diga puede ser usado en su contra.

YAHVÉ: Yo destruí Sodoma y Gomorra y todos los países adyacentes.

CICERÓN: No fue directamente usted, fueron dos ángeles, y es posible que hayan malentendido sus órdenes.

YAHVÉ: (Entusiasta) Lo hicieron gracias a mí que les otorgué poder para hacerlo, fue por mi virtud únicamente que todo aquello fue reducido a cenizas, hice llover azufre, quemé todos los campos y acabé con todo género de vida.

CICERÓN: Pero luego se arrepintió y no lo volverá a hacer, ¿verdad?

YAHVÉ: Si de algo estoy orgulloso, es justamente de aquella destrucción.

CICERÓN: Claro que en aquellos tiempos no se habían declarado los Derechos Humanos y eso hay que tenerlo en cuenta, para comprender que aquello no fue un genocidio.

YAHVÉ: ¿Qué derecho puede tener ante mí un simple humano? Ninguno, jamás. Yo creé los cielos y la tierra y…

CICERÓN: Sí, sí… eh, además su plan consiste en resucitar a aquella gente y otorgarles vida eterna y un paraíso, ¿verdad?

YAHVÉ: Serán polvo para siempre o se asarán en el Infierno. Cada segundo sufrirán una tortura. Será interminable su dolor. Gemirán inconsolablemente, sus almas jamás encontrarán sosiego ni un instante dejarán de lamentarse de su abundancia de tormentos.

CICERÓN: Bueno, pero eso es sólo lenguaje figurado, usted en realidad es un Dios amoroso, ¿correcto?

YAHVÉ: (Frenético) ¡Soy rey de los ejércitos! ¡El rey de reyes! ¡Teman mi cólera, inicuos!

CICERÓN: (Exhausto) Solicito un receso, por piedad.

REPORTERA: Sí, licenciado, nos encontramos a las afueras del Salón Armagedón, donde se lleva acabo el Juicio a Yahvé, patrocinado por Telcel, que cuenta con los mejores precios y la más amplia cobertura, ahora ya también puedes recibir llamadas en el Purgatorio, con descuento los fines de semana, llama ya. Y estamos preguntándole a la gente cómo está viviendo este juicio.

SEÑOR: Mire, señorita, con todo respeto, a mí me vale madre, al rato van a salir con que era inocente y lo van a dejar libre, con un disculpe usted, como siempre pasa, es el puro dinero el que hace y deshace todo.

SEÑORA: Ay, yo le rezo a San Juditas, todas las noches para que lo liberen, Él es tan bueno, nomás son calumnias, pobrecito, yo quise llevarle una torta el otro día y no me dejaron pasar a verlo, se me hace que los voy a acusar con Derechos Divinos, ay, pobrecito.

JOVEN: Ah, pus, no sabía, este, yo creo que está bien, ¿no?

NIÑITO: Que chingue a su madre.

PUNK: Todo esto es para engañar a la gente, ayer el ejército de Honduras disparó contra unos maestros que hacía una manifestación pacífica, ¿y ustedes qué dijeron sobre eso? Nada, así son, por eso no confío; lo de Sodoma ya fue hace un buen, ¿y lo de ahorita qué?, ¿quién va a juzgar al Presidente de Honduras? Si tienes el poder, te pasas la ley por el arco del triunfo, ésa es la neta, por eso yo no creo en los que tienen el poder: ni en los gobiernos ni en los padres ni en los dioses.

3 comentarios:

gerardoparedes dijo...

Sodoma, ha de ser homosexual el escritor de tal perfidia

Antonio Rangel dijo...

Sé que sin duda su suposición no tiene pretenciones de verdad, sino de insulto. Fracasa, pues, porque no veo nada malo en ser homosexual, aunque no lo sea, y su comentario me ayuda para darme cuanta cuán necesario era escribir y denuciar no a un Dios inexistente sino a una ideología, la derecha, que con suma facilidad vitorea a los asesinos como Micheletti y ataca a las personas que piensan o actúan distinto, sólo por eso, como a los homosexuales.

Anónimo dijo...

A mí me parece muy buena interpretación de partes de la Biblia. Hay que leer usando diferentes colores de lentes para poder llegar a algo más realista que eso que nos ha enseñado, sobre todo, el catolicismo. Me parece muy bien que se desenmascare al dios creado por el hombre el cual fue hecho a su imagen y semejanza, con sus debilidades y sus negruras. Me encanta esto porque se lo merece por el daño que, en su nombre, las religiones, en general, han hecho al progreso de la humanidad. Yo creo que Jesucristo es un invento de la Biblia, un gran cuento para la iglesia poder manipular a las ovejas, a los ingenuos y a los que necesitan depender de que alguien les diga qué es bueno y qué es malo. Esta obra me parece muy buena y con fina ironía. Muy interesante manera de interpretar los hechos y verosímil.