7 abr. 2011

Otra intervención del silencio


Por el grito y el llanto
fue inadvertido
cuando nací
el silencio.
Cuando mi cuerpo crecía
crecía también
todo el tiempo en mi mente
debajo de mis ruidos
detrás de mis voces
la circular senda del silencio.
No es mi segunda sangre
es la primera
es lo que me hermana con las piedras
mi raíz única
todo lo demás son ramas
frases florecientes que se marchitan
brazos que no abrazan que sacuden los inviernos
huesos como prejuicios y como troncos
que también se parten y se entierran en el aire
sólo el silencio es irrefutable
aun si no es mío
viene conmigo y aquí está...

No hay comentarios: