23 jun. 2009

Contra el voto nulo

Sin partidos políticos, la clase alta consolidaría sin ningún pudor la esclavitud. Por eso mismo, estoy en contra de que existan candidatos ciudadanos. Los únicos ciudadanos que podrían pagar una campaña política son los grandes empresarios, que ya de por sí, por el peso de sus cuentas bancarias, poseen un gran poder, que redunda en corrupción, tráfico de influencias, injusticia social y desmoralización colectiva.

Sin partidos políticos no hay democracia, hay plutocracia. Por eso creo que quien promueve el voto nulo, consciente o inconscientemente, es partidario de la oligarquía.

Por más anticomunista que se pretenda ser, nadie con un poco de inteligencia debería negar la existencia de la lucha de clases, que ni siquiera es una idea originalmente marxista. La lucha de clases es observable a diario, es de sentido común. Revisando el periódico en cualquier día uno ve conflictos entre patrones y asalariados, y si uno pasa por los juzgados también ha de observar disputas entre propietarios y trabajadores. No hay paz, hay conflicto permanente entre las clases, porque los que tienen quieren conservar, agrandar, asegurar sus bienes; y los que no tienen desean tener, esperan la promesa de igualdad, aspiran a la dignidad que se pisotea cuando se tiene poco o cuando no se tiene nada.

Es fácil decir que los políticos son corruptos, ineficaces, etc. Pero eso no basta para constituirlos como clase social. Los políticos poseen una ideología o motivaciones que llevan en sí la impronta de su verdadera clase social. Si un político en sus discursos enfatiza el problema de la justicia social es de izquierda, y si enfatiza el de la seguridad es de derecha.
El voto nulo pretende decir que todos son iguales, que todos son corruptos, pero aunque todos los políticos sean corruptos, queda claro que no lo son de la misma forma, unos pecan con la mano izquierda y otros con la derecha. Para mí éste es suficiente motivo para preferir a unos y despreciar a otros, y también por eso creo que el voto nulo es o una inconsciencia de clase o una conciencia enmascarada; digamos que no creo en la espontaneidad de esta propuesta, ahí en la sombra del voto nulo imagino varias cabezas (¿el doctor Simi, Televisa, la COPARMEX?), seré sospechosista, pero no puedo descartar intereses, voluntad de poder, detrás de esa supuesta protesta contra los partidos políticos mediante el voto nulo.

Se dice que el voto nulo es el resultado de que la gente se ha decepcionado de “la clase política”, pero en realidad los tiros caen contra la democracia. Algunos, aprovechando la coyuntura, han pedido que se ciudadanicen los partidos, lo cual podría significar que estos se volvieran empresariales, que la clase media-alta y alta se adueñara de ellos. Olvidan a propósito que todos los miembros de todos los partidos políticos son ciudadanos.
He pensado que yo, como pobre, como gente de izquierda, jamás podría alzar la voz en una plutocracia, en un régimen sin partidos políticos no podría tener acceso a la participación política. Si puedo participar es porque puedo afiliarme a cualquier partido, y aun sin afiliarme participar en diversas acciones que realizan los partidos, justamente con el fin de politizar a los ciudadanos.

También he pensado que, en el fondo, nuestros empresarios están inconformes con la democracia. Han visto dinero en la política y quieren invertir en ella, beneficiarse. El PAN los ha recibido con los brazos abiertos. Pero quieren más.Mientras sigan inconformes --seré optimista--, significará que nuestra democracia va funcionando, es decir, que la clase baja empieza a recibir un poco de la justicia social que merece y que puede acceder a unos cuantos espacios de poder. Y por ello voy a votar.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada vez eres más preciso y profundo. Cada vez tu estilo se perfila con mayosr fuerza. Cada vez me gusta más cómo escribes. Hasta a mi me convenciste de que "No al voto nulo".

Saluditos

Bal

Antonio Rangel dijo...

Afortunadamente, el voto nulo no va a tener éxito, pero sí estoy convencido de que fue promovido por las televisoras, algunos empresarios y quizá también grupos religiosos.

Omar Rodríguez dijo...

Me parece interesante tu aportación y bienvenida. Pero atisbo un grave paradigma y es el que como dice Orwell en su novela 1984, no por que exista la mamá, al padre debemos llamarle "la no mamá"; esto es, no por que exita derecha o izquierda, no por que existan partidos, podemos cerrar los ojos y oidos al 70% de la población que como yo no cree en el voto, no por el voto mismo o por que no crea en la demócracia.

Sino por que no creemos más, en que dentro de los partidos todo y fuera de ellos no hay nada. Es decir que no solo existe la mamá y lo que no es mamá y nos olvidamos que a eso se le llama padre.

Los primeros interesados en desestimar por todos los mecanismos incluyendo el COFIPE.

Esta realidad, es toda la clase política que dice por la legislacion de los poderosos (plutocracia que siempre ha existido en mexico desde Don Porfirio, el maximato, el minimato y etc, pasando por el gobierno de autocontrol de Ordáz y Echeverria, donde solo se obedecia a la plutocracia del Norte y retomando ese esquema de autocontrol, o lo que es lo mismo, de obediencia al "big brother gringo" con los presidentes panistas)que aun así solo vote uno de los mexicanos los poderes se constituirán como sea, pues para ellos con ese solo voto se legitima el sistema.

¿Es eso democracia?. Sabias tu que en las elecciones de Luis Portillo con que solamente su mamá votara por el ganaba la presidencia, por que no tenia ningun contrincante. ¿Eso es democracia?

Ahora de manera más elaborada sigue siendo igual, no importa que el 70% de la población estemos en desacuerdo simplemente seremos desestimados, por que si fueramos legitimados por la ley entonces lo políticos tendrian que reconocer que no tienen ya nada que hacer en esta sociedad y que nosotros los desaprobamos.

Tienes razón y yo nopodria decir que afortunadamente, pero es verdad que esta inconformidad, esta sed y esta hambre de vida digna, que la clase politica llama desatino, apatia, desinteres social y demas, es mas un reclamo profundo y allagado, es una anciedad legitima por vivir con decoro, solo será vista hasta el proximo día de votaciones y no será más que una estadistica o un par de estadistias los que se abstubieron y los que anularón, pero nada más y nada cambiará.

Yo creo que se deberia legitimar a la mayoria, creó que algo de eso tiene que ver con la democracia ¿o no? quiza estoy mal, pero ante esta crisis democratica se deberia legitimizar la voluntad de la población que no estamos en contra de que existan partidos, pero que exigimos vivir adecuadamente, con autosuficiencia alimenticia (que para eso date una vuelta por cualquier carretera y veras extenciones de tierra inactiva)y alimentos sanos, con educación actualizada y aplicable, a favor de una económia productiva y con industria de transformación en mexico que genere riqueza y producto interno bruto real (y no solo servicios, por que aqui no se produce ni un tornillo para un sedan japones, que no tengas que pagar por servicios de salud decentes y que ya no existan enfermedades asociadas a la pobreza en mexico, en fin no terminaria, termino deseantote lo mejor y que sigas participando es loable y hay que generar para avanzar.

De todo corazón, ksiel, ksielrodh@live.com.mx

Antonio Rangel dijo...

Omar, te agradezco mucho tu comentario.
Tienes razón en que el voto nulo es también la voz de protesta, el reclamo de muchos individuos que no tienen otro cauce de manifestar su decepción con respecto a este sistema político. A mí los ciudadanos que eligen votar nulo, no me parecen equivocados, yo siempre he coqueteado con el anarquismo, pero creo que en esta campaña hay intereses no muy claros.
Ciertamente deberían contar los que deciden no votar, pero es imposible saber qué es lo que quieren. No todos lo mismo, sin duda, pero al menos existe la posibilidad de asociarse, de crear organización o una asociación política, un nuevo partido, en fin.

Un gusto recibir tu comentario, y espero que nos sigamos leyendo...

Aritum Bonitae dijo...

Me gusta mucho como escribes. Te admiro y te quiero. Cuando sea grande (y pueda votar o anular mi voto) quiero ser como tu, Antonio.

Gracias por ser mi amigo.

¡¡Besos y enzimas!!

Antonio Rangel dijo...

muchas gracias por tus comentarios, Ara, quise comentarte en tu blog musical pero creo que no salió...